EL DOLOR DE ESPALDA EN LOS NIÑOS

dolor de espalda en niñosEl mundo cambia, las personas cambian y por supuesto los hábitos en los niños cambian. Estos nuevos hábitos, están provocando que en las últimas décadas. Los niños sufran una serie de afecciones que hace unos años, eran impensables. Y una de ellas, de la que todos hemos oído hablar y que somos conscientes de la importancia que tiene. Es el temido dolor de espalda. Un problema que cada vez afecta más a niños más pequeños y que si no ponemos ningún remedio, irá a más cada día que pase. La infancia es la época en la que estamos poniendo los cimientos que van a sujetar nuestra salud y nuestros buenos hábitos. Si no nos preocupamos o no establecemos bien lo que es correcto en el niño y lo que es perjudicial. A la larga será mucho más complicado conseguir cambiar esos malos hábitos. Y el dolor de espalda, siempre va a más. Así es que vamos a aprender algo sobre los niños y las diferencias dolencias que puede tener en la espalda. Así como algunos consejos que nos darán una serie de pautas de actuación frente a nuestros niños. Para conseguir que en un futuro, sean unos jóvenes sanos.

¿Por qué surge el dolor de espalda?

Los dolores de espalda han existido toda la vida. De hecho, según el punto donde nos duela, se deberá a una serie de causas diferentes. Entre ellas podemos destacar por encima las siguientes.

  • Hacerte mayor. La edad, es la principal causa de molestias en la espalda. El peso que tenemos que aguantar y el trabajo hacen que poco a poco la espalda vaya cogiendo malas posturas, que con el tiempo, acabarán por molestarnos.
  • No hacer deporte. El deporte es básico para que mantengamos fuertes los músculos y la elasticidad de toda la zona de la espalda. Lo que hace que si no actuamos sobre la espalda. Es más probable que a la larga acabemos sufriendo las temidas consecuencias.
  • Malas posturas. Ya sea al sentarnos, al levantar peso, o cualquier otra actividad que implique la utilización de los músculos de la espalda. Debemos hacer las cosas con cabeza y nunca  a lo loco. Un mal movimiento, puede llegar a dañarnos la espalda y tener que padecerlo el resto de nuestras vidas.

Estas son las causas más comunes en los problemas que nos suelen surgir. Aunque con el tiempo estamos empezando a observar que todos estos problemas están empezando a surgir mucho antes de lo que pasaba a penas 30 años atrás. Donde eran muy pocos los niños que padecían los males de la espalda. Siendo a partir de los 30 años cuando se empezaban a registrar los primeros problemas. De hecho, si queremos no tenemos que remitirnos en el tiempo tan atrás. Con irnos a países menos civilizados, nos encontramos con lo que teníamos en España hace años. Lo que nos deja muy claro que es lo que está pasando.

Es el modo de vida que estamos haciendo, lo que está afectando a las espaldas de nuestros niños. Pero, seamos razonables, es difícil cambiar los hábitos de nuestros niños, para que hablar de los hábitos de la sociedad. Con lo que lo más importante que podemos hacer por el la espalda de nuestros niños. Es conseguir educarlos y concienciarlos de la importancia que tiene el cuidado de nuestro cuerpo. Algo muy difícil, ya que los efectos de las malas posturas se ven a muy largo plazo. Con lo que si les decimos que si se sientan de esa forma, va a dolerles la espalda, no lo van a entender ya que ven que lo hacen a diario y no les molesta. Debemos ir más allá.

El mayor problema de la espalda.

Hay muchos malos hábitos que pueden coger los niños. Aunque por suerte, la mayoría de ellos, tienen fácil solución. A través del ejemplo, de ayudarles, de unos ejercicios… Vamos a solucionar los problemas que hayan creado esos malos hábitos.

El mayor problema del dolor de la espalda. Es que una vez que nos la hemos fastidiado, es muy complicado el volver a tenerla bien. Y en muchos casos es imposible volver al mismo puntos en el que estábamos sanos. Muchas de las molestias de espalda, llega un momento en que podemos considerarlas crónicas ya que tan solo podremos mitigar el dolor que sufrimos. O reducir el tiempo que lo padecemos.

Ayuda a tu niño.

Está claro que antes no se producían tantos problemas de espalda como estamos viviendo ahora en la etapa infantil. Así es que nos resulta muy fácil, el encontrar los motivos y causas de estos dolores que sufren. Entre ellos vamos a destacar algunas de las costumbres que tienen los niños que antes no tenían.

  • Las malas posturas: Es cierto que malas posturas han existido siempre. Aunque según dicen los «mayores» no se abusaba tanto. La utilización de las sillas frente al sofá. El que parece que los niños de hoy en día, están siempre cansados. Frente a la vitalidad que debían tener. Si pueden estar tumbados mejor que sentados. Es la teoría que le he escuchado a más de un niño.
  • Menos deporte: El deporte cada vez se deja más de lado. Y no me refiero a jugar al fútbol. Más bien me refiero al hacer algún tipo de actividad. Antes se realizaban muchas más actividades en la calle. De lo que ahora se hace. A cualquier sitio vamos en coche, y para salir con los niños nos metemos en el centro comercial, donde seguramente, le demos a los niños algo de comida basura. 
  • Las nuevas tecnologías: Dentro de esto, vamos a introducir diferentes. Primero llego la televisión. Y entonces, empezamos a sentarnos casi una hora delante de la tele todas las tardes. Ya que la programación infantil era solo un rato, no teníamos canales donde nos ponen dibujos animados 24 horas al día. Después los ordenadores y las consolas. Lo que aumento el tiempo de estar sentados delante de una pantalla. Y por supuesto con mala postura. Aunque esto no es solo culpa de los niños, ya que hasta a los adultos nos cuesta mantener una postura buena delante del ordenador. Con lo que es muy importante enseñarles desde niños. Para evitar que puedan sufrir a largo plazo. Y ahora está llegando la nueva generación de tecnologías. ¿Os habéis fijado la postura cuando miramos Internet en el móvil o la tablet?. En poco tiempo, la parte superior de la espalda y el cuello van a ser las que más sufran estas tecnologías. Es importante no solo que controlemos el tiempo que pasan con estos dispositivos. Sino enseñarles a los niños cuales deben ser las posturas adecuadas para utilizarlos.
  • Los libros y mochilas: Ha sido contra lo que se han volcado todas las madres cuando empezaron los problemas de espalda. Todos sabemos que la mochila no debe exceder de un 10% del peso del niño. Y lo normal es que lo supere con creces. Es un tema bastante complicado, ya que para reducir el peso de la mochila del niño. Debemos conseguir que reduzcan la carga que les imponen en el colegio. Con lo que tendremos que luchar contra el colegio y aunque en muchos casos se ha podido, en la mayoría no se consigue nada. Hace unos años se puso de moda las mochilas que tienen ruedas. Aunque siguen siendo un problema para las espaldas de nuestros niños. Ya que acabaran ejercitando más una parte concreta de la espalda y adquiriendo una postura antinatural mientras hacen fuerza. Aunque esto nos da para otro artículo completo, en el que analizaremos la forma de llevar los libros u otro peso. Y los ejercicios que deben realizar los niños para mantener la espalda sana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR