INTERNET Y LAS REDES SOCIALES DESTROZARÁ A NUESTROS NIÑOS

los niños en Internet y las redes socialesDefinitivamente el mundo ha cambiado. Las formas de relacionarnos, la forma de aprender, la forma de comunicarnos, la forma de comprar… Y podríamos seguir todo el tiempo que queramos. Y esto, es debido al desarrollo de las nuevas tecnologías. Parece que fue ayer, la primera que vi un teléfono móvil en televisión (era el de Zack Morris de Salvados por la campana). Y años después por fin lo vi en persona. Desde el primer móvil que tuve yo, ahora han pasado 15 años. Y es evidente que fue una revolución. De usarse en casos de emergencia, a dejar de usar los antiguos teléfonos que los niños menores de 5 años casi no conocen. Lo mismo nos pasa con la Internet. Aunque llevaba mucho más tiempo, a mi me llego cuando era una adolescente. Con su pitido característico que nos habría un nuevo mundo con toda la información. 15 años después de que llegara de forma masiva a España, vamos a ver como ha influido en la infancia.

¿Es Internet el demonio?

Es cierto que suelo ser muy crítica con muchas cosas. E iInternet es una de ellas, a pesar que yo me paso gran parte del tiempo delante de la pantalla, aprendiendo, escribiendo para vosotros. Y por suerte, yo me he librado de las redes sociales. Tan solo utilizo de vez en cuando la de la guardería, para dejaros algo de info. Aunque en lo personal, tengo una cuenta que no abro nunca.

Decir que Internet es el demonio, me parece muy fuerte, pero era una forma de llamar vuestra atención. Ya que creo que Internet, es la mayor revolución del mundo moderno, desde la imprenta. Como siempre todo depende de que utilidad le demos. Y dentro de lo que cabe los adultos lo tenemos más fácil, el problema surge cuando tienes que lidiar con un niño e Internet. Hoy en día, veremos por la tele, noticias, documentales, artículos… Todos hablándonos de la importancia y el riesgo que tiene la mala utilización de Internet y más concretamente de las redes sociales.

Estoy seguro que aunque tenga un riesgo en los problemas que nos cuenta, tan solo le podrán pasar a una minoría de usuarios muy pequeños. Es cierto que lo que se pone en Internet se queda ahí de por vida, pero no dicen lo complicado que es encontrar un contenido concreto. Cada vez son más las páginas webs, libros, newspapers, fotos, vídeos… que se almacenan en la red.

Para hacernos una idea, solo tenemos que preguntar, a un especialista de marketing online. Cuanto nos costaría y cuanto trabajo llevaría, el que nuestro blog fuera visible en la red. Y esta complicación cada día que pasa se hace más compleja. Y aunque haya paginas que no se borran, las nuevas van tapando y escondiendo las otras. Se dice que una web, que sale en la segunda página de resultados de google al buscarla no tendrá visitas. Estamos acostumbrados a mirar los 10 primeros resultados que nos da y si no encontramos lo que queremos buscamos otra cosa. Imaginémonos, dentro de 50 años al ritmo que crece el contenido en la red. La complejidad para encontrar algo concreto.

Seguro que hay más de una persona que se encuentra con algún problema, pero, no dejará de ser un porcentaje muy ínfimo del público.

¿Qué le digo a mis hijos?

Como casi todo en este mundo, Internet puede ser lo que nosotros queramos. Si queremos utilizarla como un arma que nos haga daños a nosotros mismos. Lo podemos hacer, si queremos que nos ayude. Será la herramienta más valiosa que hayamos tenido nunca.

  • Así es que lo más importante para que nuestros niños hagan un uso responsable, es la educación. Debemos hablar con ellos y ponerles limites. E intentar conseguir que entienda los riesgos que tiene Internet y la gente que nos podemos encontrar allí.
  • Un consejo muy importante, es no tener un ordenador con Internet en su habitación. Ya que todas las utilidades buenas que puede tener Internet, no se tienen por que esconder. Y si lo tiene en la habitación le estamos dando carta libre. ¿Ninguno de vosotr@s se levantaba por las noches para jugar a la gameboy? Ellos harán lo mismo con Internet, además de romper sus tiempos y rutinas, estará sometido a un gran número de riesgos.
  • No debemos exagerar con ellos, sino ser sinceros y mostrar ejemplos que podamos ver en la Internet o en las redes sociales de cosas malas. Si exageramos el niño va a ignorarnos, ya que el está acostumbrado a utilizarlo y nunca le ha pasado nada. Con lo que todo lo que le digamos caerá en saco roto.
  • Recuerda que en España es ilegal que un niño de menos de 14 años, tenga un perfil en una red social. Sin embargo a pesar de ello, 7 de cada 10 niños entre los 11 y los 14 años la tienen.
  • Uno de los problemas que se ha detectado del riesgo que tiene Internet y las redes sociales en los niños, es que hasta hace muy poco, Internet solo se tenia en casa o en sitios públicos (con gente como cibers). Ahora todo el mundo lo tiene en su bolsillo. En todo momento vamos conectados, cambiando nuestra forma de relacionarnos y de actuar. Piensa en que puede beneficiar a un niño de 12 años, tener un teléfono con Internet. ¿Seguro que es imprescindible? ¿La mayor escusa es por tener el whatsapp? una forma de tenerlo controlado gratis. Y para controlarle le damos un arma de destrucción masiva.

Algo bueno tendrá para nuestros niños.

Totalmente cierto, como decía Internet se ha convertido en la nueva imprenta pero multiplicada por 1M. Hasta hace muy poco tiempo la información estaba reservada para unos pocos. Y sabíamos lo que veíamos en 5 canales de televisión (todos de 2 empresas con similares ideas sobre la libertad de prensa) unos cuantos periódicos que nos cuentan lo mismo con diferentes puntos de vista, pero con muchos temas tabú. Al fin y al cabo al igual que las televisiones son de un par de personas. Y la radio, que tiene poca diferencia a lo anterior.

Pero, un día apareció Internet, donde todo, todo el mundo. Podía expresar su opinión y escribir diferentes puntos de vista. Pero, eso no era lo importante sino que además podía llegar a la gente. Ampliando así los puntos de vista y destapándose grandes falsas que nos llevaban vendiendo los medios durante años.

Y no olvidemos la importancia para la educación. Internet es mucho más que la mayor enciclopedia del mundo. Tenemos toda la información que necesitaremos el resto de nuestras vidas. Y es ahí donde los niños tienen que sacar beneficio.

Y aunque haya tantas criticas a Internet, hay otros datos que nos alegran. Por ejemplo, que el 90% de los niños que utilizan Internet lo usan con fin educativo durante gran parte del tiempo que están conectados. Al fin y al cabo los niños son mucho más curiosos que los adultos a la hora de aprender cosas nuevas. E Internet es el medio ideal para satisfacer esa curiosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *