LA EDUCACIÓN Y SUS CAMBIOS

cambios en la educaciónEl mundo se mueve muy deprisa y aunque no nos queramos dar cuenta. Debemos movernos nosotros y nuestros sistemas a una velocidad mayor que lo hacen los supuestos adelantos que nos mejoran la vida. Todo cambia y por eso, no podemos utilizar los mismos sistemas educativos para los niños que los que ya usábamos hace 20 años. Aunque todos conocemos las nuevas tecnologías y pensamos que somos muy conscientes de como las utilizamos y que finalidad tienen. En verdad, no solemos pensar en que conlleva esas nuevas tecnologías y como afectarán a los futuros adultos. Niños hoy, que desde luego tienen una visión del mundo totalmente diferente a la que nosotros hemos tenido. Si ya a nuestros padres les pillo de nuevas el vídeo, o los ordenadores. Y nos pensamos que nosotros hemos crecido en un momento en el que hemos podido ver las grandes tecnologías. No somos de verdad conscientes de como está influyendo a los niños el tener un teléfono en el bolsillo, o un ordenador más potente que cualquiera de los que tuviéramos antes en un reloj. Veamos como pueden influir todas estas tecnologías en nuestra mente y sobre todo en la de los niños que se criaran viendo todos estos accesorios, como algo sin lo que no podrían vivir.

La educación y el tiempo.

Es curioso, como uno piensa que su momento es el mejor momento para vivir. Cuando miramos atrás los de la generación de los 70 u 80s. Nos damos cuenta de que no nos hubiera gustado vivir 20 años antes. No tenían la tele como nosotros o por lo menos no tantos canales. Desde corta edad, contábamos con móviles y con Internet al cual hemos visto nacer. Sin contar por supuesto, con la electricidad, agua corriente… Pensamos que la vida antes debía ser muy aburrida. Y lo mismo le pasa a los niños de hoy en día. Los cuales, cuando ven un walkman, se preguntan, como podíamos vivir con esos rudimentarios sistemas. O un teléfono de los antiguos. Pero, eso mismo le pasará a las siguientes generaciones que están por venir.

Alabamos los grandes avances y como han mejorado nuestra vida. Cuando en verdad, solamente nos han cubierto una serie de necesidades que no teníamos. El tiempo, crea necesidades absurdas y remedios aun más absurdos para cubrirlas.

Y para evitar esto, debemos hacer un poco de reflexión. El gran problema, es que siempre tendemos a justificar la utilización o el gasto para aparatos o sistemas absurdos. Si queremos un móvil para nuestros niños. Diremos, es por su seguridad. Tenemos que saber en donde está en cada momento. Y si podemos les pondremos chips con gps para que no les secuestren. A

Ahora desde nuestro móvil podemos cerrar y abrir las persianas de casa. Así como poner la calefacción. Algo que menos mal se ha inventado, aun me acuerdo, cuando teníamos que subir las persianas al levantarnos y cerrarla al llegar a casa. Ahora nuestra vida es un poco mejor. (Ironía).

Y que me decís de todos esos grandes genios que están todo el día pensando como mejorar la vida de la gente. Creando cientos de apps diarias de las cuales, a lo mejor hay 2 o 3 al año que pueden de verdad solucionar algún problema.  El otro día veía una app para encontrar aparcamiento. En vez de estar grandes cerebros pensando como solucionar el problema que tenemos con los coches en las ciudades. Buscamos soluciones como una app. Que no soluciona el problema real, solo ayuda a encontrar un aparcamiento en un momento concreto.

Cambios que ya se notan.

La educación y la enseñanza está en un estado parado. Los cambios que realizamos son mínimos. Cuando el resto del mundo se mueve más rápido que nunca.  Ahora mismo todos los niños están conectados a una base donde tienen toda la información del mundo. Aun así, no hemos cambiado nada en la educación. Que compense o equilibre las herramientas de las que disponemos.

Vemos como cada vez son más los profesores que le dan gran importancia a los ordenadores como base del futuro. Entonces, nos encontramos a profesores que se obsesionan por que los niños aprendan a utilizar el word, windows… Y como siempre nos olvidamos que son solamente una serie de programas que son útiles. Pero, no son la base del lenguaje que deberían aprender los niños. La programación, es la clave del futuro. Y lo que de verdad, debería ser una de las partes principales en la educación de los niños de hoy en día.

Ya se empieza a notar como los niños cada vez escriben peor. Tanto en faltas ortográficas como en motricidad fina al coger el bolígrafo o el lapicero. Algo que es muy triste, ya en nuestra época, las faltas de ortografía eran muy graves y no me imagino en que punto estarán los niños de hoy en día para estar peor. Pero, además, los niños cada vez escriben menos con las manos. Todo es a través de teclados, ya sean del móvil o del ordenador. Pero, aun así, nos encontramos con otra contradicción. Sabemos que cada vez escriben más a ordenador. Pero, no introducen mecanografía. Algo que un niño puede dominar en menos de 6 meses con 4 horas semanales. Y que le ahorrara más tiempo que cualquier cosa. Por supuesto, la lengua y la caligrafía y lectoescritura. Son básicas para el desarrollo de cualquier niño. Y debería ser fundamental que todo niño lo dominara a la perfección.

La cuestión es actualizar la educación a los tiempos que corren. Aunque es difícil, ya que ni nosotros mismos entendemos como funciona el mundo. Pensamos que lo tenemos claro y pensamos que la civilización va a pasos agigantados. Y que las tecnologías son perfectas y mejoran a días.

Cuando lo único que tenemos es una gran cantidad de elementos que solucionan problemas y necesidades que hace 10 años no teníamos. Cuando hablamos de hambre en el mundo. Vemos como sigue creciendo. La inseguridad y los países en guerra, siguen aumentando. El tema de drogas, a pesar de llevar más de 50 años tomando las mismas medidas. Duras penas y la ilegalización total. Es curioso, pero parece que en verdad en vez de ir a mejor, vamos a peor. Eso si, todos tenemos uno o dos móviles en el bolsillo. Y gracias a el, podemos entrar en facebook. Eso si es calidad de vida.

¿De verdad estamos evolucionando?, o por el contrario estamos yendo para atrás en las cosas importantes de la vida. Y para adelante en el consumismo absurdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR