LOS NIÑOS Y LAS REDES SOCIALES

redes sociales niños riesgosYa llego el futuro está aquí. Las últimas décadas, el mundo ha vivido una revolución absoluta. Donde ha cambiado hasta la forma de relacionarnos con la gente. Y ésto comienza a afectar a nuestros niños. Ellos, han vivido esta revolución desde otro punto de vista. No entienden el salir a la calle sin un teléfono en el bolsillo. Uno de los nuevos aspectos, es por las redes sociales, las nuevas relaciones. Veamos los niños y las redes sociales.

¿Qué son las redes sociales?

Hace unos diez años. Nacía la primera red social en Internet. Un sitio, donde podías mantenerte en contacto y conocer actualidades sobre la gente que tu quieres, tanto famosos como amigos.

Surgía en el mundo, una nueva forma de relacionarse con los demás. Algo que parecía inofensivo pero que con los años va evolucionando. Y con los años, seguimos sacándole defectos a todas las redes sociales.

El mayor problema que parece que nos surge, es con los adolescentes y niños. Ya que los adultos se supone que sabemos lo que hacemos. (Aunque son muchos los casos de adultos adictos a las redes sociales.)

Las redes sociales, lo que hacen es abrirnos la ventana al mundo. De una forma muy directa pero muy confiada, ya que estamos en nuestra propia habitación. Pero al igual que encontramos cosas maravillosas en la red, como siempre hay cosas muy negativas.

En los últimos años, el crecimiento de las denuncias por ciber-acoso a niños, están creciendo estrepitosamente en España. En Marzo ya era un caso al día los que se denunciaban. Y con la creciente entrada de los móviles con Internet, se prevee, que el crecimiento de los casos, sea mucho mayor. Pero muchas veces, tan solo pensamos en éste tipo de perjuicio. Mientras podemos ver diferentes situaciones.

En los últimos meses, se han conseguidos grandes avances con apps que trabajan para el reconocimiento facial. Lo que implicaría que si colgamos una foto de nuestro bebé, en alguna red social, y alguien lo etiqueta. Internet, ya tendrá presente al bebé. Y puede hacer un seguimiento de fotos suyas aunque no estén etiquetadas. Lo que después de 20 años, puede suponer una base de datos de su vida, desde el nacimiento. Su vida, estará a disposición de todo el mundo. Ya que por lo menos de momento, lo que se cuelga en Internet, allí se queda, en un lado u otro, pero poca información se elimina.

¿Que hacemos con las redes sociales?

Hay empresas que se dedican particularmente a la seguridad en Internet para niños. Las cuales nos pueden ayudar e informar sobre el tema y las medidas de seguridad que podemos tomar.

Mi consejo es tratar de controlar los contenidos de los niños. Aunque esto cada vez es más complicado, ya que hoy en día se tiene Internet y las redes en el teléfono. Es importante que el niño no tenga ordenador en la habitación, ya que podría utilizarlo con más tranquilidad y meterse en líos.

Aunque todos sabemos que por mucho que controlemos a los peques. Siempre van a conseguir encontrar un agujero en nuestro sistema. Ya sea en casa de amigos… Y además todos conocemos la atracción que tiene el saltarse las reglas establecidas. Así es que el mejor sistema que conozco que podemos aplicar para que los niños hagan un uso responsable de las nuevas tecnologías. Es a través de la educación. Debemos hablar con ellos, desde muy corta edad. La educación siempre va a ser la forma que tengamos para evitar que nuestros niños corran peligros. Tanto en las redes sociales como en cualquier otro tema.

Recuerda, conocer es poder. La educación no consiste en meter e inculcar miedo en el niño. Si usas las redes sociales, los hombres malos te van a hacer muchas cosas malas. Ya que cuando vea que muchas de sus amigas las utilizan y no les pasa nada. Van a dudar de nuestra palabra. Y no se van a tomar en serio nada de lo que les hemos dicho sobre los peligros de Internet. Debemos informar y ser coherentes. Los coches causan más muertes al año que casi cualquier otra cosa. Pero, no vamos a dejar de conducir coches por ello. Y no vamos a decir, si te montas en un coche te chocarás.

Seamos coherentes en la medida de lo posible. Y sobre todo sinceros. Pero, no hace falta exagerar. Ya que tal vez ahora los niños nos crean y no se den cuenta. Pero el tiempo pasa muy rápido y lo que saben hoy, no es lo que van a saber el año que viene. Y cuando se dan cuenta que sus padres parece que no saben que son unos agoreros. Lo que hacen es rechazar su opinión, para ese y otros temas de relevancia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *