UN HOGAR SEGURO PARA EL BEBÉ

un hogar seguro para el bebéEnhorabuena, por fin tienes a tu bebé contigo en casa. Ahora es momento de plantearse algunos cambios que pueden afectar a la seguridad del bebé. Según el tramo de edad, los bebés pueden correr un riesgo en algunas áreas de la casa. A continuación tenemos algunos consejos que nos pueden ayudar a la hora de organizar nuestra casa para la llegada de un bebé. A mi me gusta mucho la seguridad, al fin y al cabo, tengo una guardería, y bajo mi responsabilidad hay decenas de niños a diario. Aunque es cierto que cuando voy a casa de mis abuelos, me doy cuenta en que ambiente nos criamos mis primos, hermano… Y desde luego antes las cosas eran diferentes y parece que tampoco pasaba mucho. Debemos tener cuidado con los niños, pero siempre sin obsesionarnos, ya que si no no viviremos. Protege lo más importante y confía en tu pequeñin. 

Los peligros.

Debemos pensar que los bebés poco a poco van desarrollándose y cambiando sus pautas de comportamiento. Cuando estamos preparando una casa segura para un bebé. No debemos pensar en el momento concreto, sino en un periodo de tiempo a largo plazo.

Los recién nacidos, prácticamente no se mueven, con lo que será más fácil de proteger de los peligros del hogar. Los mayores riesgos surgen cuando el bebé comienza a gatear. Lo que le permite llegar a sitios que antes no llegaba y con ello a nuevos riesgos para el bebé.

Por ello cuando adaptamos una casa para hacerla segura. Debemos tener en cuenta las etapas del desarrollo de los niños.

El mayor riesgo que tienen los bebés menores de 6 meses son las caídas. Al principio el casa segurarecién nacido prácticamente no se mueve. Lo que nos da una falsa seguridad. Nunca debemos dejar al bebé solo en un sitio del que se pueda caer. En el cambio de los pañales es muy importante estar siempre sujetándole con una mano. Una vez que los niños empiezan a darse la vuelta, el riesgo aumenta en las caídas.

  • Debemos revisar todas las partes altas de la casa, para ver que no hay ningún objeto que se le pueda caer encima.
  • Cuidado con los cables. Deben estar bien sujetos y escondidos para que el niño no pueda agarrarlos y tirar de ellos.
  • Las tomas de luz, debemos protegerlas con unos protectores, para que el niño no pueda meter los dedos en los agujeros.
  • La separación de los barrotes de la cuna no debe ser superior a los 6 centímetros, ya que podría quedarse enganchado.
  • Tratar de que no quede ninguna esquina peligrosa en la casa. Podemos cubrirla con unos esquineros.
  • Si tenemos escalera, debemos poner unas puertas de seguridad para bebés y niños, que impidan que el niño intente subir o bajar.
  • La cuna del bebé la pondremos lejos de la ventana.
  • Instalar topes en las puertas para que no las pueda cerrar de golpe.
  • El baño es el lugar más peligroso de una casa. Cuando el bañemos al niño debemos tener un especial cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR