COMO CUIDAR LA PIEL EMBARAZADA

cuidados y consejos para cuidar la piel en el embarazoLa piel es el órgano más grande del cuerpo humano. Abarca prácticamente el 100% de nosotros. Y cada vez son más las enfermedades que sufrimos en ella. Cada día salen nuevas cremas y nuevos métodos que nos van a ayudar a cuidarla. Aunque en la mayoría de los casos sabemos que son simplemente una farsa. De hecho, cada vez son más los niños que nacen con problemas de piel y salen a todas las edades. El embarazo, es un punto clave en nuestra vida. Y la piel es uno de los puntos que más nos fijamos al quedarnos embarazadas. Con motivo, ya que el aumento de la barriga, provocará una serie de efectos negativos en ciertas partes de la piel. Pero, no solo en la barriga tenemos que fijarnos durante el embarazo. Hay mucho más, vamos a hacer un análisis sobre los problemas de la piel, a los que nos enfrentamos cuando estamos embarazadas.

Piel y embarazo.

El embarazo, influye directamente en prácticamente todos los órganos que tenemos en el cuerpo. Muchas veces cuando pensamos en el embarazo, pensamos los problemas que conlleva el ponernos gordas, las estrías, el cansancio… Pero, eso es solo una minucia de lo que le está pasando a nuestro cuerpo y por supuesto por extensión a nuestra piel.

Cuando hablamos de embarazo, siempre tenemos que mencionar las hormonas. Ya que son las principales responsables de todos los problemas que nos ocasiona cuando estamos embarazadas. No me entendáis mal, es cierto que ocasionan problemas, pero a la vez, si no fuera por las hormonas, el embarazo no podría llevarse a cabo y por supuesto no llegaría a buen termino. Las hormonas son la sustancia necesaria para conseguir que nuestro cuerpo y nuestra piel, se enfrenten y asuman todos los cambios que vamos a sufrir durante las 40 semanas y las semanas siguientes a haber dado a luz.

El principal problema es que no estamos acostumbradas a la cantidad de hormonas que vamos a tener que asimilar durante este tiempo. Nuestro torrente sanguíneo, se verá inundado por nuevas sustancias que nunca antes habíamos tenido o por lo menos en la cantidad que están circulando ahora. Y este las lleva por todo nuestro cuerpo influyendo hasta en nuestra piel, ánimo, cansancio, sentidos…

Obviamente las hormonas no son las únicas responsables de los cambios y los problemas que nos surgirán durante el embarazo. Cuando hablamos de la piel, podemos decir, que hay otros motivos directos que influyen. Tenemos el aumento de la barriga, la cual, hará que nuestra piel se estire afectando directamente a la zona. Se nos hinchan partes como los tobillos, ya que se acumula la sangre afectando también en la piel.

El aumento de peso y el cansancio, hacen que nos movamos menos, con lo que nos ocasionarán otros problemas como las estrías.

Ahora que lo he puesto tan mal. Es el momento de decir que no es tan malo como lo he pintado. En verdad, las hormonas, no solo hacen que tengamos la piel mal. Ya que habrá temporadas (las que más) en las que tendremos la piel de la cara mucho mejor que nunca. Seguro que has oído que las embarazadas tienen la cara preciosa y una piel muy bonita. Ya que no todas las hormonas van a ser negativas para la piel. Sino que es posible que nuestra piel se mejore mucho. Y los otros cambios, lo único que debemos hacer es cuidarnos para que no surjan, o que dejen el mínimo efecto posible en nosotras. Algo que no es tan difícil de hacer.

Cuidados muy sencillos.

Si vas a una tienda de belleza, enseguida te sacarán cientos y cientos de cremas milagrosas que harán que nos pongamos preciosas y que nuestra piel reluzca como la de cualquier estrella de cine. Pero, si es tan fácil, ¿por qué no somos todas iguales?. Si de verdad hubiera una poción para la caída del pelo, ¿Habría calvos?.

Habrá cremas que seguro que pueden ayudar a cuidarnos la piel y no voy a decir que todas son malas o inútiles. Al fin y al cabo, con que una crema hidrate la piel, ya es bueno para nosotras y nuestra piel. Pero, ¿Cuanto pagamos por una crema que es hidratante? Hoy me voy a centrar en algo que seguro va a tener un efecto directo en nuestra piel y que lo único que nos va a costar es un poco de esfuerzo.

  • La dieta: Seguro que has oído, “somos lo que comemos”. Hay alimentos que son antioxidantes, otros que nos aportan más oxigeno… Está claro que la dieta que tenemos influye directamente en nuestro físico. Ya que nuestra piel, se alimenta de lo que nosotros ingerimos. Esto es para siempre, no para la época del embarazo. Pero, más aun durante las 40 semanas, ya que además de poder ayudarnos con la piel, también lo hará con el desarrollo y la salud de nuestro bebé. Muchas veces no lo pensamos. Pero, cuando alguien tiene un problema por la dieta que hace. Todos sabemos lo que nos dice el médico. Al instante, nos quita la sal, el azúcar, la grasa y nos dice que reduzcamos el consumo de carnes. ¿Por qué? sencillo, todo eso no es bueno para nuestra salud. Es cierto que en pequeña cantidad no nos va a hacer mal, ya que nuestro cuerpo es capaz de eliminar hasta cierto punto las toxinas que ingerimos. Pero el exceso es malo. Y sin embargo, el médico, nos dirá come vegetales, lechuga, tomates… Esto lo sabe todo el mundo, pero, hasta que no nos vemos muy mal, no cambiamos nuestra dieta. Yo no digo que nos hagamos vegetarianos. Pero, si que disminuyamos el consumo de carnes y aumentemos el de vegetales durante el embarazo. No tardaremos mucho tiempo en notar los efectos. Y el desarrollo del bebé será mucho más saludable.
  • El ejercicio: Creo que poco hay que decir de el deporte. Aunque no nos guste, somos muy conscientes de lo bueno y la importancia que tiene en la salud. Es por ello, que debemos cuidarnos y practicar deporte casi todos los días. No me refiero correr 10 kilómetros. Debemos empezar poco a poco. Recuerda que los extremos son malos. No debemos obsesionarnos, sino mantenernos activas. El embarazo es un momento complicado para empezar de cero en el deporte, por eso es importante que lo empecemos desde mucho antes. Si sabemos que nos vamos a quedar embarazadas, por que lo estamos buscando, podemos hacer algo de ejercicio. Verás como la piel, se pone más tersa y elástica. Ya que además hacer deporte también hace que produzcamos más hormonas, las cuales todas son beneficiosas para nuestra piel.
  • El estrés: Uno de los grandes enemigos de la salud. Es muy fácil decir, no te estreses, si no pasa nada. Lo difícil es conseguirlo. Para ello, debemos cultivarnos a nosotras mismas. Dedicarnos tiempo y aprender a conocernos. Nosotras somos nuestra mejor compañera. Y si conseguimos querernos y no presionarnos tanto, te aseguro que el estrés irá disminuyendo. A pesar de vivir en la época de la historia más estresante de todos los tiempos. El estrés nos envejece a marchas forzadas. Y por supuesto, eso cuenta para la piel. Siempre recomiendo actividades como el yoga, tai-chi, meditación…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR