DOLOR DE ESPALDA DURANTE EL EMBARAZO

embarazada dolor de espaldaCuando hablamos sobre el embarazo. Parece mentira, pero solemos darle más importancia a los dolores, enfermedades, molestias, problemas que a los beneficios que el embarazo conlleva. A pesar de que la inmensa mayoría de los embarazos, suelen trascurrir sin incidentes y sin problemas. Lo que hace que muchas mujeres vean el embarazo como una época de sufrimiento y miedo. Nada más lejos de la realidad. Ya que en general los embarazos suelen ser una buena experiencia para las madres. Aun así, hoy vamos a escribir sobre los dolores de espalda que pueden generarse a raíz del mismo. Y no queremos quitarles importancia. Aunque con un poco de información, podemos conseguir evitar sufrir dolores de espalda durante las 40 semanas que dura el embarazo.

El dolor de espalda.

Los dolores de espalda tienen un gran número de orígenes. Desde malas posturas, malos movimientos, malos hábitos… Lo que si se encuentran los expertos, es que en los últimos tiempos las molestias y los dolores que sufrimos en la espalda son mucho más comunes. Y esto viene con un estilo de vida diferente al que antes tenían nuestros padres y nuestros abuelos.

Podemos destacar, el cambio en la vida laboral, habiendo pasado a trabajar un gran número de personas en frente del ordenador todos los días. También el estilo de vida, con más tiempo libre, lo que hace que pasemos más horas delante del televisor. Adoptando un gran número de posturas que son perjudiciales para nuestra espalda. La falta de ejercicio y actividad física son cruciales para evitar los dolores de espalda. Ya que la fortalecen y le dan elasticidad. Evitando así que un movimiento pueda dañarnos la espalda.

Está claro que durante el embarazo, hay más posibilidades de sufrir dolores de espalda. Aunque en verdad la prevención de los mismos debe venir desde niños. Ya que su fundamento es la educación y el cuidarse a diario. Lo que no quiere decir que durante el embarazada mala posturaembarazo, podamos tomar una serie de precauciones para conseguir evitar que nuestra espalda se resienta.

La espalda y el embarazo.

Creo que todos sabemos bien en que consiste un embarazo. Durante unas 40 semanas, dentro de nuestro cuerpo va a crecer un bebé, hasta alcanzar una media de 3 kilogramos. Pero, no son esos 3 kilos más los que cuentan en el embarazo. Ya que para que nuestro cuerpo pueda albergar a un bebé en nuestro vientre durante los 9 meses. Debemos prepararnos y crear otra serie de elementos como es la placenta, el liquido amniótico… Lo que hace que aumente aun más nuestro peso.

Si nos fijamos en un cuerpo embarazado. Vemos que lo que más nos crece es la barriga (lógico). Con lo que el aumento de peso en nuestro cuerpo estará concentrado en gran medida en el mismo punto. Y aunque nuestro cuerpo sea muy sabio y hasta coloque órganos en otras posiciones para cambiar la posición de equilibrio del cuerpo. Nada puede hacer con tanto peso. Lo que quiere decir que la espalda va a ser el primero en notar el aumento de peso. Ya que será la principal responsable de sujetar el peso del bebé. Provocando así habitualmente un gran número de dolores de espalda.

Las mujeres embarazadas, normalmente, cuando empiezan a sufrir dolor de espalda en el embarazo. Le suelen quitar importancia. Ya sea por que ya han tenido antes, con lo que lo ven lógico en la situación que están. Por que ven normal que el peso les provoque molestias en la espalda… Y no nos damos cuenta que la espalda es una parte vital para nosotros. Ya que es la principal responsable para aguantar nuestro propio peso. Por ello es importante que hagamos un buen seguimiento de los dolores. E incluso ir al especialista a que nos vea en que estado está. Además él será el más indicado para aconsejarnos sobre los ejercicios que podemos hacer para que nuestra espalda vuelva a ser la que era y deje de molestarnos.

¿Qué hacer?

Lo mejor ante los dolores es prevenir. Y esto empieza desde la infancia. Es importante que aprendamos a sentarnos de la forma correcta para tener la espalda en la posición correcta. Debemos hacer ejercicio al menos todas las semanas, para conseguir mantener nuestro cuerpo elástico y resistente. Unos músculos fuertes son exactamente lo que necesitamos para que puedan aguantar nuestro peso durante el embarazo.

Pero, si no hemos tenido cuidado en nuestra vida y ahora en el embarazo, empieza a dolernos la espalda. Siempre podemos hacer algo para mitigar y evitar que aumenten los dolores.

  • Las posturas. Son fundamentales. Durante el embarazo, tenderemos a «escurrirnos» dejando la espalda con una posición en curva. Debemos de tratar sentarnos siempre con la espalda recta. Influye mucho el trabajo que tengamos. Las camas blandas también pueden ocasionarnos más de un problema de dolores en la espalda.
  • El ejercicio. Cuando hablamos del ejercicio en el embarazo, no nos referimos a meternos una paliza todos los días. Tenemos que hacer ejercicios suaves y tranquilos. Pero que trabajen los músculos de la espalda y la flexibilidad. Hay ejercicios como el yoga que nos pueden ayudar. Aunque siempre contando con un especialista que nos indique las posturas que debemos realizar durante el embarazo.
  • Cargar peso. Una de las principales causas del dolor de espalda es cargar peso. Debemos tener mucho cuidado. Es muy importante pensar en las embarazadas que ya tienen un niño. Lo que quiere decir que muchas veces se verán obligadas a cargar el peso del otro hermano. Debemos tener mucho cuidado y cargar el peso en las piernas no en la espalda.
  • Durante el embarazo, debemos evitar pasar excesivo tiempo de pie o sin apoyarnos en algún lado. Ya que lo que hacemos es cargar todo el peso.

Si sentimos algún dolor, debemos ir al médico a que nos revise. Siempre será el más indicado para hacernos una tabla de ejercicios o recomendarnos que debemos hacer para nuestro caso concreto. Ya que como no me cansaré nunca de decir no todas somos iguales. Y aunque el dolor sea el mismo, la causa y la curación puede ser otro totalmente diferente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR