EL INGLÉS CON JUEGOS

inglés con juegosEn el blog de la guardería British Bubbles, intentamos acercar el aprendizaje del inglés. Intentando hacerlo lo más ameno y divertido para el niño, así como fácil y entretenido para los padres. Los idiomas, no deben ser tratados nunca como ninguna de las otras asignaturas. Sino que debemos de tratar de despertar un interés y una atracción del niño hacía el idioma. Algo muy complejo, pero, que si los conseguimos hacer, el niño tendrá mucho adelantado, para acabar teniendo un gran nivel de inglés. Son muchas las claves que podemos utilizar para conseguirlo. Aunque la principal arma que debemos utilizar, es utilizar los juegos en inglés, para acercarle el aprendizaje. Los juegos, son una parte fundamental del aprendizaje de los niños. Y que en muchas ocasiones, relacionamos más con la diversión y el tiempo de ocio. Aunque nunca más lejos de la realidad. Donde en verdad, la mejor experiencia de aprendizaje, ya sea para el inglés. O para aprender cualquier otra cosa. Será por medio de los juegos educativos. Veamos algunos puntos sobre el juego y el inglés.

El juego.

Como bien sabemos, el inglés, es algo a lo que debemos dedicar mucho más tiempo que a otras asignaturas. Así por ejemplo, la historia la estudiaremos algunos años, lo mismo nos pasará con la química u otras muchas asignaturas. Sin embargo, cuando hablamos de cualquier idioma, más en concreto del inglés. Somos conscientes, que es algo, que deberemos estudiar y trabajar, durante décadas. Si queremos que el niño, alcance un gran nivel del idioma. Y aun así, si no hemos salido al extranjero o por lo menos tenemos contacto con gente de habla inglesa. Siempre será muy difícil llegar a un alto nivel de inglés hablado.

Cuando trabajamos con niños pequeños, debemos adaptarnos a sus necesidades. E intentar, hacer lo más cercano y divertido que podamos el inglés. Es por ello, que debemos darle gran importancia a los juegos educativos dentro del sistema educacional del niño. Como todos sabemos, el aprendizaje a través del juego, siempre tiene grandes beneficios para los niños. Ya que hace que los niños presten mucha más atención a lo que queremos explicarles que si tan solo, nos limitamos a repetirles la lección y dejarles que ellos luego en casa la repasen en una hoja de papel una y otra vez. Hasta que son capaces de repetírnosla de memoria.

Los seres humanos somos curiosos por naturaleza. El problema, es que la curiosidad la canalizamos a cosas como ¿Qué hará mi vecina?, ¿Qué tal le ira al famoso de turno?… Si somos capaces de crear curiosidad en el niño sobre una cultura, más que por un idioma. Conseguiremos que el niño, por su cuenta, sea el primer interesado en aprender sobre el tema. Y para eso, los juegos educativos, son una gran arma. Si nos ponemos pesados con aprender inglés, lo importante que será en nuestras vidas… Los niños lo van a ver siempre como una obligación que nos ponen nuestros padres. Sin embargo, si conseguimos que sea el niño quien quiera aprender más sobre el tema. No por que quiera tener un puesto de trabajo de mayor. Si no, por que le interesa el tema. Como viven en el Reino Unido, la música, las comidas… Hay muchas formas de despertar un interés de los niños por temas concretos. Y lo mismo nos pasa con los idiomas. Que debemos ampliar el tema, para que sea más fácil conseguir su interés. Y siempre hacerlo con actividades lúdicas o juegos, que sepamos que al niño le van a gustar. De esta forma, podemos estar seguros de que aunque dejemos de preocuparnos nosotros, será el mismo niño, quien busque las vueltas para seguir aprendiendo de lo que se habrá convertido en un hobby. Y no una asignatura más.

Organización del juego.

En Internet, podemos encontrar gran número de juegos que nos ayudarán a enseñar inglés a nuestros niños. Aunque lo mejor, es tener juegos en inglés personalizados para nuestros niños. Ya que no a todos les gusta lo mismo y debemos de tratar conseguir que los niños, despierten su interés como acabamos de decir. Si creamos los juegos de forma personalizada, pensando en sus propios gustos. Los adaptaremos a lo que necesita aprender y a despertar su interés.

Tendremos paciencia con el niño. Al fin y al cabo, es lo que es. Un niño. Y le dejaremos más libertad. Cuanto menos le obliguemos mejor. Usa tus armas. Déjale hacer o jugar a otra cosa. Y cuando nos vea a nosotros jugando, seguro que se anima. Y no habremos sido nosotros yendo detrás para conseguir que juegue y que aprenda un poco de inglés. De esta forma, ya le tendremos en  el punto que queremos. Con ganas de participar. Y asumiendo que tendrá que cumplir alguna norma.

Si un juego no funciona, olvídalo. Empieza con otro. Al fin y al cabo, no todos los juegos en inglés le van a gustar. Y tenemos suficiente imaginación para conseguir crear juegos para nuestros niños. Si no, en nuestra web, tienes una gran cantidad de juegos, divididos por secciones, como los colores en inglés, el abecedario en inglés, los medios de transporte… Aunque te recomiendo, que siempre modifiques los juegos pensando directamente en tu niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR