LAS PARTES DEL CUERPO, JUGAMOS EN INGLÉS

jugar en inglés con las partes del cuerpo humanoConocernos a nosotros mismos, es una de las partes que todo niño debe trabajar desde la educación infantil. Dicen que para que podamos aprender y conocerlo todo, debemos empezar por nosotros mismos. Es por ello que una de las primeras cosas que aprendemos en nuestras vidas son nuestras partes del cuerpo. Si queremos enseñar inglés a los niños. Es exactamente lo mismo. Debemos enseñarles a localizar y reconocer sus partes. El cuerpo humano es uno de los sistemas más sofisticados y más complejos que podemos encontrarnos. Aunque para comenzar, tan solo tendremos que reconocer lo más obvio de él. Para conseguir un buen resultado, tenemos dos claves principales. La primera, dividir el cuerpo en diferentes partes con pocas palabras de vocabulario. De esta forma los niños no tendrán que memorizar todas las palabras en inglés, de una tacada. Y segundo, trabajarlo o enseñarlo con juegos educativos. Estos harán que aumente la curiosidad y que el niño quiera cada vez más. Recuerda que yo incluyo las canciones y los vídeos dentro de los juegos.

Mi cuerpo.

Cuando hablamos de niños de guardería. Aun no son muy capaces de controlar bien su cuerpo. De hecho muchos de ellos, no serán capaces de saltar, o hacer movimientos un poco complejos. Será durante los siguientes años, que los niños conseguirán tener la suficiente destreza para controlar y utilizar todas las partes de su cuerpo. Llegando a su culmen en los 20 años. Después, iremos hacia atrás y cada vez perderemos más destreza con nuestro cuerpo.

Por eso, para enseñar el cuerpo en inglés, debemos llamar la atención de los niños sobre su propio cuerpo. Para ello tenemos muchas formas de hacerlo. Un ejemplo es enseñarles que podemos hacer con nuestro cuerpo. El niño verá cosas que el no es capaz de hacer, pero que querrá hacer. De esta forma, no solo enseñaremos las partes del cuerpo en inglés. Sino que además, estamos trabajando la motricidad fina y gruesa del niño al mismo tiempo.

Otra forma de conseguir que el niño quiera trabajar y aprender más y más. Es tratar de motivar su curiosidad. Está demostrado, que con los años, vamos perdiendo la curiosidad por el conocimiento. El sistema educativo, la televisión, la forma de vida en general, no lo motiva para nada. Si conseguimos que una persona mantenga tan solo el 50% de la curiosidad que tiene a los 5 años, no se va a cansar nunca de aprender más y para él se convertirá en una droga el conseguir más y más conocimiento. Y lo mejor es que cuando hablamos de idiomas como el inglés. Es más fácil motivar la curiosidad que con otras materias. Y todo empieza con temas como las partes del cuerpo. Tenemos que conseguir que lo que le estemos enseñando sea divertido y sobre todo dejarles con la boca abierta.

Seguro que te preguntas ¿Cómo consigo dejarle con la boca abierta? si le estoy enseñando las partes del cuerpo en inglés. Algo tan sencillo y aburrido. Es obvio que has perdido tu curiosidad. Los niños no tienen muchos conocimientos y cualquier cosa, bien explicada con anecdotas, con juegos creados para ellos, pueden convertir el tema más aburrido en toda una experiencia nueva. Solo tienes que ponerte a saltar delante de un niño que no es capaz de saltar, verás la expresión de su cara. Y tan solo estamos saltando. Pasa tu pierna por encima de su cabeza, haz el pino, una voltereta… (Claro está que las partes del cuerpo en inglés, debemos enseñársela a niños de 1 y 2 años.) Si hacemos esto a un niño de 5 años, nos mirará con cara de «está loca».

El mejor consejo que puedo dar, es: Haz que nunca pierda la imaginación ni la curiosidad. Le habrás hecho el mejor regalo que puedas hacer.

A jugar en inglés con el cuerpo.

Llego el momento de empezar a jugar con nuestro niño en inglés. Está claro la importancia del juego en nuestras vidas. Y todos los beneficios que puede tener en todos los ámbitos y por supuesto también en el inglés.

Está claro que lo más cómodo y fácil para los padres, es darle una lista con vocabulario en inglés. Y esperar a que se la haya aprendido de memoria. Cada hora, vamos a la habitación y le preguntamos para que repita como un mono. Mientras nosotros podemos estar descansando y viendo nuestro programa favorito, no vayamos a perdérnoslo.

Te contaré un secreto si jugamos con el niño en inglés con actividades dirigidas al tema que están aprendiendo. Pueden tardar hasta un 75% menos de tiempo en aprenderse una lista de vocabulario del cuerpo humano en inglés. Si les dejamos solos, o incluso si estamos delante. Los niños se distraen en sus cosas y lo que hacen es perder el tiempo, sin aprovecharlo, ni para aprender inglés, ni para ser niños. Y el tiempo es algo demasiado valioso como para dejarlo escapar.

No todos los juegos sirven para todos los niños. Cada niño tiene unas inquietudes y una personalidad. Debemos conseguir dar con el tipo de juegos que más le puede gustar a nuestro niño. Cuanto más atractivo le parezcan los juegos y más disfrute. No solo aprenderá el tema mucho más rápido, sino que querrá más y más. Si el niño es muy tranquilo, podemos emplear juegos en los que estamos más sentados, de más reflexión. Como los dibujos para colorear del cuerpo humano, o crear un cuerpo con recortes de revistas. Cortamos las piernas de un personaje que encontramos en una revista, luego cogemos el cuerpo de otro personaje, la cabeza de otro y los brazos de otra persona. De esta forma tendremos un juego que podemos ampliar durante mucho tiempo. Podemos recortar diferentes piernas, brazos… E ir formando diferentes personajes con ellos. Es un juego que les encanta. Incluso a los niños que son más movidos.

Cuando los niños son más movidos, debemos tratar de cambiar de juego, cada poco tiempo. De esta forma conseguimos que no dejen de prestar atención. Incluso los adultos, no somos capaces de mantener la atención durante mucho tiempo seguido. Los niños movidos, no tienen un problema. Lo único es que debemos adaptarnos a ellos para conseguir motivarlos y conseguir que lo que hacemos les valga para algo. Si conseguimos encontrar algo que les guste y que le centre durante 10 minutos habremos hecho un buen trabajo. Podemos bailar, correr con las piernas. ¿Con que corremos? con las piernas (=legs). ¿Con que volamos? Con los brazos (=arms)… Cualquier cosa que se nos ocurra nos ayudará.

El vídeo del cuerpo.

Sea como sea el niño. Hay algo que siempre les gusta y les consigue enganchar. Por eso, debemos tener mucho cuidado para no abusar de ello. Se trata de la tele y los vídeos en inglés. Es un material que nos va a ser de mucha utilidad para explicar según que cosas, no solo en inglés. Y con el cuerpo humano, tenemos muchos vídeos que podemos ver para conseguir que se las aprendan. Pero, nunca debemos abusar de estos métodos. Ya que deben ser un mero complemento para los niños. Los juegos deben ser la parte clave cuando enseñamos inglés a los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR