LOS MOCOS SON BUENOS

los mocos en los niños son buenosHoy vamos a ponernos del lado de los mocos. Siempre los consideramos como algo incomodo y muchas veces nos preguntamos como si la naturaleza es tan sabia. Por que nos ha dotado a los humanos de esta sustancia tan particular, además de la causante de muchos malestares, pero no solo de bebé sino a lo largo de toda la vida. Siempre que estamos malos salen más mocos. Pero, ¿Por que nuestro cuerpo produce tantos mocos?

Los mocos y los bebés.

Normalmente cuando se habla de mocos siempre es de sus puntos negativos. Los bebés segregan muchos más mocos que los adultos. Además es una de las causas de las molestias de los bebés y niños más comunes. Todo esto tiene su explicación cientifica de por que tenemos que convivir con los mocos.

Las funciones de los mocos.

Aunque parezca algo inútil que solamente está en la nariz para molestar y hacer la vida imposible a los niños. Resulta que los mocos tienen un gran número de funciones básicas para los seres vivos. A continuación tenemos solamente sus funciones más importantes en la salud de los bebés y los niños.

Los mocos están formados por varias sustancias, entre ellas glicoproteínas, proteoglicanos, además de contener una gran concentración de anticuerpos. Esto le hace básico para la función protectora del organismo.

Hay mucho tipo de mocos (nasal, vaginal, pulmonar…) todos ellos tienen la función de actuar como una sustancia hidratante. Siempre están presentes en zonas como la nariz, la cual está expuesta.

Las fosas nasales son la entrada principal de aire a nuestro cuerpo. Lo que quiere decir que es una zona por donde suelen pasar gran cantidad de gérmenes y virus. Por eso una de las funciones de los mocos, es tratar de proteger la entrada.

Controlador de la temperatura. Las vías respiratorias tienen que mantener una temperatura que puede oscilar un poco. Cuando respiramos el aire que entra en nuestro organismo varia mucho de temperatura. Tanto si estamos en invierno como si estamos en verano. Por eso los mocos, tratan de aumentar o disminuir la temperatura del aire que aspiramos para mantener la salud de los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR