YOGA PARA NIÑOS

yoga para niñosComo padres siempre queremos lo mejor para nuestros hijos. El problema nos surge cuando estamos sometidos a un gran bombardeo de marcas y de ideas que nos dicen que son imprescindibles para nuestros niños. Debemos darles tal vitaminas, deben hacer tal ejercicio… La verdad es que en este sentido, antes nuestros padres lo tenían más fácil, no tenían tantas opciones y sin embargo no hemos salido tan mal ¿No?. Aunque es cierto que entre tanta oferta innecesaria. También podemos encontrar nuevas ofertas que pueden ser muy beneficiosas para el niño. Hoy vamos a hablar sobre el yoga para niños. Una actividad física que tiene un gran número de beneficios en todos los sentidos. Vamos a hacer un pequeño repaso al yoga.

¿Qué es el yoga?

Seguro que en muchas ocasiones has escuchado la palabra yoga. Pero, es muy posible que no tengas una idea clara de lo que es y que beneficios puede traer de verdad éste tipo de ejercicio. Antes de comenzar a meternos a hablar sobre el yoga. Vamos a intentar definirlo para que nos puedas entender un poco mejor.

Se trata de una disciplina que entremezcla el ejercicio físico con el ejercicio mental al mismo tiempo. Aunque no se conoce el origen exacto de la actividad. Se cree que fue alrededor de hace unos 3500 años. Que se empezó a practicar en alguna zona de la India.

La característica más peculiar del yoga, es la relación de la actividad física con la meditación simultanea. Es un ejercicio que intenta unificar tanto el ejercicio de nuestro cuerpo con el de nuestra mente. Como ya sabemos en la zona de la India, siempre se le ha dado un valor muy especial a la meditación y al cuidado de la mente. El yoga, está muy relacionado además tanto con la religión y filosofía budista e hinduista.

La palabra “yoga” viene de la palabra del sánscrito (Lengua popular de la India) “ioga”. Y su traducción sería algo como “unión”. Y viene refiriéndose a la unión que se consigue practicándolo del físico con la espiritualidad del ser.

El yoga, consiste en una serie de movimientos muy tranquilos, aunque que exigen una gran destreza y flexibilidad. Que se adquirirá tras años de practicarlo.

Ha sido hace unos 25 años, que el yoga como disciplina, empezó a popularizarse en nuestro país España. Aunque en verdad lleva en Europa casi 100 años. La trasmisión del arte del yoga, ha sido a través de europeos que viajaron a la India y se sintieron atraídos por esta curiosa practica. Y como todos los que la practican dicen. Se convierte en adictivo. Debido a los beneficios que nos produce.

El yoga en los niños.

Hoy vamos a hablar del yoga en los niños. Cuando llego a España, fueron los adultos su primer objetivo y los que empezaron a probarla. Creándose las primeras escuelas de yoga del país. Con el tiempo y viendo todos los beneficios que podían sacar del ejercicio y la concentración simultanea. Se empezó a ofrecer a niños pequeños. Para que ellos también se beneficiaran de las ventajas.

Lo mejor del yoga es que es muy fácil de comenzar a practicarlo. No es necesario que cuentes con una forma física excepcional. Ni necesita de mucha parafernalia como podría ser el esquí… Lo único que te piden es predisposición y respeto.

No existe una edad para comenzar a practicar el yoga. De hecho, actualmente se está niña haciendo yogapopularizando entre las madres recientes el yoga para bebés. En el que las madres realizan los movimientos con sus bebés recién nacidos. Lo que puede ser muy bueno para su futuro. Pero, en otra ocasión hablaremos del yoga para bebés.

Los niños pueden acudir con sus padres o solos a las clases. Y consisten en un maestro que nos irá indicando los diferentes movimientos que debemos realizar y como hacerlos de forma correcta. Ya que es muy importante saber lo que estamos haciendo. Aunque el yoga sea una actividad muy tranquila, se realizan posturas complejas que si no estamos acostumbrados pueden pasarnos factura a la larga. Por eso solo debemos hacerlo con profesionales acreditados. Y ganando en dificultad en las posturas según vayamos cogiendo soltura y flexibilidad.

La meditación.

Podemos dividir el mundo en dos. Y encontrarnos que hay una parte del mundo que vive la espiritualidad muy diferente que como hacemos en occidente. De hecho, una de sus prioridades en la vida. Es cuidar su mente y su espiritualidad con el mundo que les rodea. Una costumbre que les viene desde tiempos inmemorables. Y que aun mantienen. Asegurando los grandes resultados que tiene. La forma que ellos tienen de cuidar el espíritu, es a través de la meditación. La cual consiste en la concentración en un punto externo. Para conseguir la armonía y el entendimiento entre el ser y el mundo que nos rodea. Nos damos cuenta que es una filosofía que tiene muchas dificultades para convivir con el capitalismo. Con lo que en occidente en la mayoría de los casos nos encontraremos con una versión del yoga, en el que gran parte es el negocio. Apartando así el verdadero espíritu del yoga.

Aunque incluso el yoga corrompido, será una excelente actividad para que los niños practiquen. Ya que siempre nos ayudarán a enseñarnos algo que nos falta mucho en occidente. El cuidado de nuestra alma. Y a que nos surja la curiosidad sobre el mundo. Cuanto antes empecemos a trabajar el yoga más aprenderemos y conseguiremos una gran serie de beneficios tanto físicos como mentales.

El yoga relaja.

Los niños están sometidos en nuestros tiempos a un excesivo número de estímulos. Vayan por donde vayan recibirán anuncios en fachadas, en coches, en el suelo… En casa en la radio, en la tele, en el ordenador, en los juegos… Algo que particularmente me da mucho miedo, nos están haciendo niños programados para consumir. Pero, lo que estamos viendo es que con tanto estimulo, los niños se están haciendo más activos. Y encima nos quejamos. ¿Por qué mi niño no es capaz de aguantar sentado? creo que es algo lógico.

El yoga puede ser la contraposición a éstos puntos de vista del mundo. Ya que lo tenemos muy difícil por no decir imposible para limitar los estímulos externos a nuestros niños. Necesitamos actividades que los alejen un rato y equilibre su estado mental. Vamos alguien que no le esté diciendo todo el rato “consume”.

Y esto lo podemos encontrar en el yoga para niños. Debemos enseñarles la importancia de la vida no material. Deben aprender a disfrutar de una puesta de Sol, de un paseo (sin sus zapatillas mágicas, ni el móvil que te cuenta cuantos pasos has dado, ni…) Y por desgracia o nos encargamos nosotros o la sociedad, se va a preocupar de otra cosa. Conseguir que consuma y cuanto más mejor. El yoga es una de las pocas actividades que se preocupa de la salud de su mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies

ACEPTAR