NIÑOS HIPERACTIVOS EN UN MUNDO ACELERADO

los niños hiperactivos y la sociedadDesde que en el año 1902 se “descubriera” la hiperactividad. No ha habido ni un solo año, en el que hayan aumentado el porcentaje de niños hiperactivos. Es más en las primeras décadas, estos aumentos eran mínimos. Pero desde los años 60 en Estados Unidos y desde los 80 en España. Las tasas de crecimiento de los niños hiperactivos es abrumadora. De hecho viendo el crecimiento, me he llegado a plantear que en un futuro no muy lejano, todos los niños del mundo van a acabar siendo hiperactivos. Yo personalmente cuando empece a oír hablar de la hiperactividad, me llamo la atención, pero según he ido conociendo casos, he ido cambiando mi punto de vista sobre el tema. Hoy en día cualquier niño movido parece que tiene un problema. Vamos a ver que estamos viviendo en un mundo que cada vez está más acelerado.

La hiperactividad.

Los especialistas consideran la hiperactividad infantil, como un trastorno en la conducta de los niños. Por el cual, demuestran tener problemas para estarse quietos haciendo una actividad concreta durante un periodo relativamente largo de tiempo, sin querer cambiar lo que hacen.

De hecho, según he leído, para identificar si el niño lo padece. Tenemos una serie de test o tablas. Que se dividen por edad. Pudiendo empezar desde los 0 años de edad. Lo que me parece un poco barbaridad, pensar que un bebé puede ser hiperactivo. Es normal que haya bebés más movidos que otros. Y cuando en la guardería vemos a bebés que no paran, que se mueven para todos los lados. Lo que pensamos, es que va a ser un niño muy curioso y con grandes ansias de conocimiento. Además de ser espabilado. Nunca que tiene un problema. (Y he visto muchos bebés en mi vida.)

La hiperactividad en la sociedad actual.

A pesar de ser una enfermedad que lleva muchos años (en otros países) en España, parece que no tuvo relevancia hasta la década de los 80. Que fue cuando se empezaron a poner de moda los psicólogos infantiles. Hasta ese momento veíamos los psicólogos en las películas americanas. Donde la mayoría de la población acudía a ellos. De hecho, si nos fijamos en las sociedades más avanzadas (países más desarrollados.) Nos daremos cuenta de que es donde más problemas mentales hay.

Esto me hizo pensar, que relación hay entre la civilización y el desarrollo con los problemas de la mente. ¿No debería ser al revés? Otro dato que me llamo mucho la atención que aunque no tiene que ver con la hiperactividad, si que tiene que ver con la sociedad en la que vivimos. Un gran número de las depresiones que sufrimos, nos ocurren cuando nos jubilamos. Según dicen los expertos, por que no sabemos que hacer con el tiempo libre. Estamos acostumbrados a que nos den cosas que hacer (el trabajo) y que esto nos ocupe prácticamente todo el tiempo de nuestro día. Y cuando llegamos a casa, estamos cansados del trabajo y nos sentamos a ver la televisión para descansar y no pensar.

Vivimos en un mundo muy raro. Hoy en día vale más lo que tenemos que lo que somos. El consumo es el pilar de nuestra sociedad. Y cuando no consumimos nos sentimos vacíos. Pero, quiero centrarme más en el otro lado que el del consumidor. En el vendedor. Los medios han crecido y evolucionado. Y también los estímulos que reciben nuestros niños y nosotros durante todo el día. Solo tienes que hacer una prueba muy sencilla. Cuando estés en casa, coge un papel y apunta todos los anuncios que ves sin querer. Desde los de la tele, el móvil, las llamadas, en Internet… Pero haz lo mismo cuando estés dando un paseo, o incluso en el trabajo. Te sorprenderá, lo rápido que llenas la hoja.

Los niños viven en un mundo en el que no hacen más que decirles que tienen que consumir, para ser feliz, necesitas tener un mercedes, ser un famoso y por supuesto tener mucho, mucho dinero. De otra forma serás un fracasado. Todos estos estímulos llegan a los niños desde que nacen. De hecho, los niños son capaces de reconocer más de 250 marcas comerciales antes que su propio nombre. Y tendrán un vínculo afectivo hacía ellas.

Por lo que acabo de decir, no tendría que influir en que el niño se mueva más o menos. Al fin y al cabo son estímulos. Pero, que tal si nos fijamos en los anuncios que van dirigidos a los niños. Todos acelerados. Por no decir, la cantidad de cosas a las que tenemos que apuntar al niño para hacer por las tardes. Del colegio, van a inglés, a fútbol, a patinaje, a pintura, a… y al llegar a casa a hacer los deberes que les lleva horas.

Mi pregunta es: ¿Nos hemos parado a enseñar al niño a relajarse?, ¿qué ritmo llevamos nosotros que vea el niño todos los días?, ¿qué ocurre si vemos al niño sin hacer nada en el sofá? y la más importante, ¿Es malo que el niño no pare?

El fracaso escolar.

El principal problema que te dirán que tiene un niño hiperactivo es el fracaso escolar. El niño no se concentra no consigue seguir las clases. Y además la profesora te dirá lo mal que se porta, que no puede con él… Lo que te convencerá del todo que tu niño tiene un problema muy grande. Y es cierto, ya que en el sistema educativo que tenemos, es un niño que está destinado a ser dejado de lado por los profesores, tal como está establecido.

¿Cuál es el problema? En vez de darle medicinas para que el niño baje el ritmo, ese niño necesita otro tipo de estimulos. Nuestra educación está creada para formar a gente que funcione en las empresas, no para que piense o razone por el mismo. Nos enseñan a estar sentados durante horas (algo que ningún adulto sería capaz de hacer) lo tienen que hacer los niños durante tantas horas como nosotros trabajamos. Pero encima, tendrán que estar escuchando un montón de información que no les interesa lo más mínimo (seguro que a ti no te interesaba tampoco.) Y nos quejamos por que no nos prestan atención. Cuando a un niño de 10 años le hablas de la revolución francesa. Yo he hecho la prueba y he cogido libros de niños de entre 8 y 14 años de edad. Y cuando he estado con adultos, amigos, compañeros, familiares… Y he sacado temas relativos a lo que se les enseña a los niños. Y creeme a muy pocos les interesan y son menos los que saben algo. Y eso que todos los hemos estudiado. Nos llenan con información sabiendo que la vamos a perder unos meses después. ¿Para qué?. Para saber que somos capaces de estar 8 horas haciendo algo que no nos llena el resto de nuestras vidas.

Muchas veces se habla del sistema Finlandes. Y si nos fijamos no hay muchas diferencias entre las asignaturas que en España. Pero si que hay una gran diferencia. Hasta los 10 años de edad, no se les exige aprender de memoria igual que aquí. Sino que se potencia el arte, el ejercicio… Se sientan unas bases que serán clave a la hora de introducir las matematicas, la historia… Y por supuesto se deja que el niño piense. Y lleve la contraria a los profesores.

En nuestra sociedad, todos los niños van encaminados al mismo lado. Cuando hay niños (normalmente los hiperactivos) son más dados a las artes. Pero que padre y en que colegio, van a hacer que el niño potencie eso. Tendrá que ir a talleres, hasta que encuentre el que más se le adapte y donde pueda sacar su potencial. A la vez que en el colegio le están criticando al igual que a los padres. Por que no presta atención a cosas que ni nosotros prestariamos atención con 30 o 40 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *