¿POR QUÉ NO PUEDO SEGUIR LA DIETA DEL EMBARAZO?

controlar la alimentación en el embarazoHay muy pocos momentos en nuestras vidas por los que nos pongamos contentas de engordar. Y el más común y que toda mujer pasa, es durante las 40 semanas del embarazo. Poco a poco, semana a semana, iremos viendo como nuestra barriga va aumentando su tamaño, como nunca nos hubiéramos imaginado. Aunque durante el embarazo, debemos engordar, como todo, tiene un limite. Debemos mantener un control para cuidar siempre tanto nuestra salud como la de nuestro futuro bebé. Pero, parece que las mujeres embarazadas, suelen tener muchas complicaciones para ser capaces de controlar una dieta buena y equilibrada durante tan solo los 9 meses que durará. Vamos a ver los motivos y algún consejo, que esperemos te pueda ayudar a la hora de alimentarte de una forma saludable.

Alimentación y embarazo.

Nuestro cuerpo es nuestro templo. Y nunca mejor dicho, durante toda nuestra vida, tendremos que vivir con él. Pero no solo eso, es el cuerpo el que nos permite correr, saltar, ver, relacionarnos… Lo que quiere decir que debemos cuidarlo para que aguante el mayor tiempo posible en las mejores condiciones. Y ahí entra en juego la alimentación. Ya que la alimentación es como la gasolina del cuerpo. Y va a ser clave en nuestra salud. Una buena alimentación puede hacer que estemos en forma durante muchos años. Frente a una mala alimentación que puede pasarnos factura antes de lo que nos pensamos. Y cuando pasa factura, ya casi no hay tiempo para arreglar lo que hemos estado estropeando durante años.

El embarazo, es un periodo relativamente muy corto de nuestras vidas. Ya que puede suponer poco más de un 1% de nuestra vida. Pero, sin embargo será clave en un gran número de puntos. Así por ejemplo.

Durante estas 40 semanas, todo lo que hagamos, tendrá una repercusión en la salud e incluso en la vida de nuestro futuro bebé.

A nosotras también nos afectan mucho más las cosas que hacemos. Tanto a nivel sentimental como físico. Si no nos cuidamos bien, pueden surgirnos algunos problemas físicos como las varices… Que nos pueden dar molestias.

Con lo cual vemos la importancia que tiene el cuidarse durante todo el embarazo. Aunque no lo hagamos por nosotras, se lo debemos a nuestro niño. No está bien que empiece con mal pie. Por que somos incapaces de cuidar un poco nuestra dieta.

La dieta durante el embarazo.

El embarazo es un punto clave para el futuro del bebé. Es muy importante que durante estas semanas, tengamos una dieta lo más variada posible. Sabiendo siempre que hay una serie de alimentos que no se pueden tomar mientras estemos embarazadas.

Cuando tengamos alguna duda, o si tenemos algún problema como alergias. Es muy importante que se lo comuniquemos a nuestro médico para que pueda ver que alternativas tenemos para completar la dieta.

Por suerte durante el embarazo, es la época en la que más controladas estamos. Nos hacen análisis cada muy poco tiempo, nos pesan, nos miran la tensión… Lo que nos dice que en cuanto haya algún cambio en nuestro cuerpo, lo sabremos de inmediato.

Lo ideal, es que al principio del embarazo, desde la semana 4 o 5. Nos hagamos un menú con mujer embarazada sanatodos los alimentos que consideramos necesarios para los 9 meses. No está mal que incluyamos diferentes alimentos incluso chucherías. Pero siempre con cabeza y de una forma moderada. Pero, de esta forma lo que hacemos es reducir la ansiedad que tendríamos si pensamos que durante 9 meses, no vamos a poder darnos un capricho.

No puedo evitarlo.

Dicen que las mujeres embarazadas, son las que más incumplen su promesa con las dietas. Y esto tiene sus motivos naturales. Los más clásicos son los que vamos a ver a continuación:

  • Aumento del apetito: En el embarazo, las mujeres necesitamos mucha más energía que durante el resto de nuestras vidas. Al fin y al cabo como dice la frase hecha “tenemos que comer por dos”. Aunque no debes tomártelo al pie de la letra. Ya que tenemos en cuenta que uno de los dos, es muy pequeño y aunque necesita de todo tipo de nutrientes, no necesita la misma cantidad que los demás niños. Aún así, nuestro cuerpo nos está pidiendo más alimento, ya que tiene que engordar para prepararse para el parto. Además las mujeres tenemos grabado en los genes. Que cuando estamos embarazadas, necesitamos más energía de la necesaria para almacenar por si acaso hay escasez a lo largo de todo el embarazo. Esto provoca que durante ciertos momentos del embarazo (depende de la mujer) tengamos picos de apetito inusuales. Lo que puede hacer que perdamos la dieta de una forma inconsciente.
  • Los antojos: Todas hemos oído hablar de los antojos. Aunque aun hoy, son todo un misterio, ya que no se ha conseguido explicar como funcionan y que los produce. Aun así, seguro que en más de una ocasión tienes uno. Los antojos, consiguen que en cualquier momento nos apetezca con unas ganas enormes algo que en nuestro día a día era inusual. He visto casos en los que las embarazadas, tenían antojo de alimentos que ni siquiera les gustaban. Algo muy curioso. Estos lo que van a conseguir es que durante estas fases nos podamos pegar atracones de comida. Todo depende de cual sea el antojo que tengamos.
  • Aumento de la ansiedad y el estrés. Si eres seguidora de nuestro blog, sabes que si hay algo que yo considero malo para el embarazo, es el estrés de la madre. Pero, es un hecho, que durante el embarazo, habrá muchas situaciones de estrés y de ansiedad. Estas situaciones lo que consiguen es que tengamos más “gula”. Y que nos dediquemos a picar más veces y más cosas durante el día. Debemos de tratar reducir el estrés para poder luchar contra ese asalto a la dieta del embarazo.

¿Qué hacer?

Como vemos tenemos muchas cosas en contra para conseguir mantenernos con la dieta del embarazo. Aunque la ventaja que tenemos es que conocemos los problemas e inconvenientes. Con lo que debemos ser fuertes e intentar luchar contra ello. Por ejemplo, si vemos que tenemos un antojo de tomar tarta. Lo que haremos es modificar el menú de la semana, eliminado otros alimentos por la tarta. (Evidentemente los que quitaremos serán los dulces, bollería…)

El auto-control es clave en cualquier dieta. Pero, si de verdad lo intentamos lo conseguiremos, al fin y al cabo, tan solo se trata de 9 meses sin darnos tantos homenajes alimenticios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *